Evita que tu smartphone se caliente más de la cuenta así…

El cuidado de tu smartphone es importante para que puedas disfrutarlo el máximo tiempo posible: no solo hay que tener cuidado protegiéndolo ante golpes, también hay que saber tratarlo bien en otros aspectos.

Uno de los peores enemigos de los componentes físicos de un smartphone es un cambio de temperatura muy brusco, ya que los componentes internos pueden resultar afectados. El cambio de temperatura puede venir desde el exterior, pero también desde los propios componentes. Debeis tener en cuenta estos detalles para controlar en todo momento estos niveles de calor perjudiciales.

Si tu smartphone es un dispositivo que cuenta con un diseño externo basado en una carcasa metálica, es muy importante que no lo expongas de forma directa al sol durante largos periodos de tiempo. El metal transmite mucho mejor el calor que otros materiales y tu smartphone tardará mucho menos tiempo en sobrecalentarse.

mitos-verdad-cargador-bateriaUna vez que hayas cargado tu smartphone, no lo mantengas conectado a la corriente. Las baterías actuales están preparadas para aguantar una “sobrecarga”, pero esta práctica en exceso puede crear pequeños cortocircuitos que calienten el terminal. También aumentará la temperatura si lo usamos mientras aún se está cargando. Evita realizar esta acción si no es imprescindible.

Normalmente, cuando estamos en casa usamos la conexión WiFi del smartphone constantemente, cuando llegamos al coche activamos el Bluetooth con la radio del mismo o el GPS para los mapas, pero no las necesitamos activas siempre por eso deberíais desactivar funciones que no necesiteis, ya que, además de consumir menos batería, también calentaremos menos el dispositivo.

Cuando usamos decenas de apps al día: redes sociales, navegador web, correo, galería de imágenes, cámara, juegos, etc. Recuerda cerrar completamente cada aplicación tras usarla. Mantenerla en un segundo plano es una forma ideal de incrementar la temperatura del dispositivo sin darnos cuenta.

Modera el uso de aplicaciones exigentes como los últimos juegos del mercado o el uso de aplicaciones con un gran uso de gráficos y potencia. Intenta moderar el uso de estas aplicaciones, sobre todo si tu smartphone no se adapta a la potencia recomendada por los creadores de las apps. El uso masivo de la CPU, la GPU (el chip encargado de los gráficos) y la memoria RAM de tu smartphone sobrecalentará en exceso todo el dispositivo.

Es útil usar una funda o carcasa para proteger nuestro smartphone ante golpes y caídas fortuitas. El problema llega cuando usamos fundas de escasa calidad en sus materiales o utilizamos aplicaciones que hacen un uso de gráficos o potencia intenso con la funda puesta durante mucho rato. El smartphone, irremediablemente, se sobrecalentará.fundas buenas

Por último es recomendable, usar apps para controlar la temperatura. Podemos usar, por ejemplo,Cpu Temperature, que es muy fácil de usar y gratuita. Si queremos mantener un control más pormenorizado, aplicaciones como Cooler Master nos permitirán reducir automáticamente la temperatura manteniendo a raya las aplicaciones y funciones que le hagan excederla sin que nos percatemos.

Vía: Xataka

You may also like...