Claves para que nuestros ‘smartphones’ nos despierten

¡¡Buenos días!! Ya es viernes 🙂 🙂

Hay dos cosas que echar de menos del viejo móvil al cambiarte a un smartphone: la batería y la alarma. Parece mentira que estemos en 2015 y los teléfonos apenas puedan pasar 24 horas separados de su cargador, cuando antes un Nokia 3310 vivía durante días. Y lo segundo es las preguntas en relación a la alarma.

  1. ¿Puedo dejar mi móvil apagado y con la alarma configurada?

En algunos modelos de Android sí, pero en iPhone no. Respecto a los móviles que tienen el sistema operativo de Google, algunos de ellos cuentan con un reloj interno y el software para despertar al móvil y que suene la alarma. Otros fabricantes han decidido incluir el reloj, pero no el software, y otros, ninguna de las dos opciones.

  1. ¿Por qué la alarma suena tan baja?

Los iPhone tienen dos tipos de volumen. Uno, el de llamada, que es el general, y dos, el que controla el sonido dentro de las aplicaciones. La fuerza de la alarma depende del primero y no está de más comprobar el volumen del teléfono cada vez que programemos la hora a la que nos queremos despertar. Pero siempre desde la app de de la propia alarma o desde la pantalla principal.

  1. ¿En el modo no molestar suena la alarma?

MOVIL-DESPERTADOR-large570Sí, suena. Cuando seleccionamos el modo no molestar de un iPhone o de un Android nos permite dejar de recibir avisos, notificaciones y llamadas, pero no desactiva la alarma. Es una opción fantástica para dejar el móvil encendido y que no te incordie con soniditos y luces.

  1. ¿La alarma consume mucha batería?

Con el modo avión activado, apenas un 1% durante la noche. Si lo dejamos encendido a su libre albedrío, actualizando aplicaciones vía WiFi o recibiendo mensajes de WhatsApp, el porcentaje será mucho mayor.

  1. Soy incapaz de despertarme con la alarma del móvil, ¿qué puedo hacer?

Si el volumen máximo del teléfono no es suficiente para ti, puedes probar aplicaciones como Alarmy (sleep if u can), como ya hablamos la semana pasada más que un programa es una pequeña tortura diaria. Para apagar el sonido, no basta con pulsar un botón o deslizar el dedo por su pantalla. Tendremos que levantarnos y hacer una foto a un objeto de nuestra casa. La app lo reconocerá y se calmará. Puede ser el horno, el grifo del baño, nuestra ventana… Al configurar la alarma haremos la foto que luego tendremos que intentar replicar con los ojos casi cerrados.

 

You may also like...