Claves a tener en cuenta si compras algo de segunda mano en internet

Desde que Internet se instaló en nuestro día a día la compra de objetos de segunda mano ha aumentado de manera considerable.

Antes, si queríamos comprar algo de segunda mano, teníamos que tener la suerte de conocer al amigo de un amigo de un amigo que lo vendía o recurrir a anuncios en pequeños tablones. Ahora este tipo de compras están disponibles a golpe de click.

Pero no todo es tan bonito porque te puedes encontrar con un estafador fácilmente, por ello si quieres evitarte disgustos, sigue estos consejos antes de comprar algo de segunda mano en internet:

1.- ¿Dónde lo estás comprando? Esto es importante: a la hora de comprar un objeto de segunda mano, el portal donde lo adquieras es fundamental. Porque los timos pueden estar en cualquier parte, pero no es lo mismo comprar algo en un portal medianamente reconocido (eBay, Segundamano, Wallapop, Selltag…) que en un foro perdido de la mano de Dios. Intenta hacer siempre tus compras en sitios que conozcas.

2.- ¿Es demasiado barato? A todos nos gusta encontrar cosas escandalosamente baratas, pero ten en cuenta que ese será el cebo perfecto que usen los timadores. ¿Recuerdas el dicho aquel de ‘Si algo parece demasiado bueno para ser cierto… a lo mejor no es cierto’? Pues grábatelo a fuego en la cabeza.

3.- ¿Quién es el vendedor? A la hora de comprar algo, siempre es una buena idea fijarse en quién es el vendedor. Si te fijas, la mayoría de portales de este tipo te permiten consultar el historial del vendedor y las opiniones que sobre él han vertido otros usuarios. Vale, puede ser que esa persona esté vendiendo algo por primera vez y sea la más fiable del mundo, pero, por si acaso, ten cuidado.

4.- Pago por adelantado. Si tu vendedor te pide que le des un dinero por adelantado antes de enviarte tu compra, desconfía. Puede que él lo haga precisamente porque no se fíe de ti ni de tu palabra, pero créenos: hacerle un pago por adelantado es una mala idea.

5.- Opción de devolución. En caso de que no estés contento con lo que te ha llegado, ¿puedes devolverlo a su vendedor? Si no es así, una vez más, desconfía. Quizá él lo haga así porque no se fía que puedas hacerle algún tipo de daño a su producto, pero, de todos modos, no parece una buena forma de hacer una compra fiable y segura.

6.- “Tenemos estos iPhone que no podemos vender”. Una de las excusas más estúpidas de un posible timador consiste en decir que el vendedor tiene ‘tantos’ productos que no puede vender por “problemas de logística”, porque “la caja se ha arañado” o algo similar. Créenos: esas excusas son una total y absoluta chorrada. Si ves algo así, sal huyendo.

7.- Vigila los ajustes. Si has comprado un móvil –seguramente sea el objeto más vendido en este tipo de sitios–, en cuanto lo recibas asegúrate de que su software no tiene algún punto negativo. Puedes encontrarte con dos posibles problemas: por un lado, que el terminal tenga algún tipo de bloqueo, lo que seguramente implique que tu nuevo teléfono fue previamente robado; por otro lado, que el vendedor haya instalado algún tipo de software malicioso con el que vigilar tu actividad o incluso robar tus datos.

You may also like...