Lo que debemos hacer cuando no funciona la conexión a Internet

En muchas ocasiones tenemos problemas de conexión a Internet, se nos cae y es como…noooo!!! Pero el problema es que en la mayoría de los casos no conocemos las causas de estos cortes temporales ni qué comprobaciones debemos  llevar a cabo y cuáles son las posibles soluciones para devolver la conexión a Internet a la normalidad. El problema podría ser del ordenador, del router o de la configuración de red.
Lo primero que debemos hacer es identificar cuál es el problema que está afectando a nuestra conexión a Internet, desde el ordenador, podemos comprobar si hay acceso a Internet accediendo a Inicio > Ejecutar > cmd y en esta consola de comandos escribiremos ping www.google.es. Tras esto, el ordenador devolverá los milisegundos que tarda en recibirse paquetes de información, o bien se nos informará de que el host de destino no es accesible, lo que significaría que no podemos conectar con Google a través de nuestra conexión a Internet. Si no podemos conectar, el problema podría ser de la línea o el router, del WiFi o de la configuración de red o el PC.caida

  • Si el problema es de la configuración del PC, debemos acceder al Panel de control -> Centro de Redes y recursos compartidos -> Conexión de área local o Conexión de red inalámbrica -> Diagnosticar. Con esta herramienta, Windows reiniciará el adaptador, refrescará la dirección IP y limpiará la caché de conexiones.
  • Si nuestro problema es con el router o en línea. Debemos comprobar que los indicadores ADSL y WiFi, en nuestro router, están iluminados correctamente. Para comprobar el estado de la conexión, se recomienda conectar por cable al router, dado que así descartaremos posibles problemas con la conexión WiFi. En caso de que sospechemos de problemas con el router, podemos devolver su configuración por defecto con el CD de instalación, o bien accediendo a su configuración a través de la IP (192.168.1.1).
  • En el caso de que nuestros problemas sean causados por el WiFi lo primero que haremos es reiniciar el dispositivo con que estábamos conectados y reiniciar también el router inalámbrico. Si esto no funciona, lo siguiente es comprobar que el router esté emitiendo señal, es decir, si podemos conectar al WiFi. Si estamos conectados por WiFi pero no hay tráfico, probablemente la dirección IP esté asignada de forma incorrecta, lo que podemos comprobar según el primer paso (Configuración del PC). Otros problemas pueden tener que ver con la configuración del router inalámbrico, y en la mayoría de los casos los resolveremos actualizando el firmware del router o devolviendo el router inalámbrico a la configuración por defecto.
  • Por último, los problemas pueden llegar de las sobrecargas y caídas que estén dificultando nuestro envío y recepción de paquetes de datos, para ello debemos modificar la configuración de los servidores DNS. Por lo tanto, te recomendamos hacer uso del servicio OpenDNS que ofrece amplia disponibilidad y un nivel extra de seguridad, dado que bloquea malware y phishing. Para cambiar los servidores DNS iremos a Inicio -> Panel de Control -> Redes e Internet -> Centro de Redes y recursos compartidos -> Cambiar configuración del adaptador. Desde aquí, accediendo a las Propiedades, podremos modificar la configuración TCP/IP insertando los servidores DNS de forma manual.

Esperamos que esta información os sea de utilidad, creemos que para un momento determinado en el que no todo el mundo sabe de donde viene su problema de conexión puede ser muy útil.

Vía: adslzone.net

You may also like...