Ultimas noticias de Twitter

Dick Costolo, CEO de Twitter desde hace cinco años, ha decidido dimitir y ceder el puesto al cofundador de Twitter Jack Dorsey sentando las bases temporalmente sin percibir ningún beneficio económico por ello. El cambio probablemente habrá venido causado por el mal rendimiento de la compañía durante sus últimos años. El cambio se hará efectivo a partir del próximo 1 de julio.

El crecimiento de Twitter se ha reducido durante los últimos años, y sus resultados financieros han sido bastante más bajos de lo que se esperaban los analistas. Y con la competencia ganando terreno, se debe de haber decidido hacer un cambio brusco para mejorar.

¿Y cuál puede ser la causa de este mal rendimiento? ¿Por qué Twitter ha visto como el ritmo de usuarios ha ido creciendo cada vez menos? El detonante concreto de la decisión es algo que sólo saben los ejecutivos de la compañía, pero es inevitable pensar en algunas cosas que han sido altamente criticadas durante el mandato de Costolo:

  • Desequilibrio entre la web y los clientes oficiales:aEl lanzamiento de novedades en Twitter siempre ha sido muy desigual. La web siempre ha recibido los cambios al momento, pero los clientes móviles siempre han tardado un poquito más y clientes como el de Mac han malvivido durante años sin recibir atención. TweetDeck, que se convirtió en el cliente oficial más orientado a los profesionales del social media, también tarda mucho en recibir las novedades.

Es sencillo: si quieres que una nueva característica se use adecuadamente, hay que prepararla bien y lánzala de forma simultánea en todos los clientes oficiales.

  • Maltrato a los desarrolladores:

Y hablando de características: los desarrolladores de terceros se han ido tirando de los pelos viendo cómo Twitter no les abría las puertas de su API para ciertas cosas o lo haga tarde. Y eso significa que clientes no oficiales pero de calidad tarden mucho tiempo en poder usar las novedades que estrena Twitter, aunque éstos se actualicen a menudo.

Por no hablar del desastre que fueron los tokens en muchos clientes de terceros: Tweetro, Tweetbot, Falcon Pro. A la larga, esto hace que muchos programadores desistan y dejen de hacer clientes del servicio. Lo cual afecta a la propia comunidad de usuarios, obligados a usar los clientes oficiales que como hemos dicho antes no se actualizan como deberían.

  • Interfaces confusas:

Es una de las dudas más comunes cuando usas la web o el cliente oficial de Twitter: ¿Por qué el orden de lectura de los tuits se invierte cuando estamos leyendo una conversación de menciones? Provoca confusiones, y es capaz de desesperar al usuario cuando dicha conversación es larga y se ramifica muchas veces. Además, en la web las notificaciones se repiten varias veces y obligan a actualizar la página.

Un servicio basado en mensajes simples de 140 caracteres no debería ser tan complicado de usar. Pero lo es, y eso desmotiva. Aunque sí es cierto que  se quiere aumentar a 10.000 caracteres.

  • Sin un modelo eficiente de monetización:ab

Los tuits patrocinados son una buena idea, pero quizás no está demasiado bien aplicada. El último trimestre fiscal se presentaron unos resultados financieros 20 millones de dólares por debajo de lo esperado, cosa que obliga a buscar otros modos de financiarse. Además, en algunas ocasiones yo mismo he podido ver cómo los mensajes que se promocionaban carecían de toda ética (virales que simulaban a adultos pateando a bebés en el suelo o fotografías de fantasmas, por ejemplo).

  • Competencia:

En cuanto Facebook adquirió Instagram, Twitter deshabilitó la previsualización de sus imágenes en sus clientes oficiales e incluso presionó a las celebridades para que usasen servicios alternativos. Y con la llegada de Meerkat, tres cuartos de lo mismo. Este tipo de actitud frente a las adquisiciones y la competencia no beneficia a nadie, y perjudica directamente a los usuarios. Una compatibilidad con todo debería ser lo primordial para dar posibilidades de elección.Instagram

  • Contenido fraudulento o hiriente:

Aquellos tuits que ocultan contenido malicioso, que cada vez se han ido esparciendo más sin que en Twitter encuentren una forma de solucionarlo. La misma empresa también confesó hace poco tiempo que “apestaban” al intentar frenar a los trolls o a identidades falsas, aunque poco a poco dan con modos para que no campen a sus anchas.

Vía: Genbeta

You may also like...